¿Cuánto alcohol tomamos?

¿Cuánto alcohol tomamos?

enero 3, 2019 0 Por Matias

El alcohol es un tema de preocupación a nivel mundial.

Veamos alguno datos suministrados por la Asociación Mundial de la Salud.

  • Cada año se producen 3,3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol, lo que representa un 5,9% de todas las defunciones.
  • El uso nocivo de alcohol es un factor causal en mas de 200 enfermedades y trastornos.
  • En general, el 5,1% de la carga mundial de morbilidad y lesiones es atribuible al consumo de alcohol, calculado en términos de la esperanza de vida ajustada en función de la discapacidad (EVAD).3
  • El consumo de alcohol provoca defunción y discapacidad a una edad relativamente temprana. En el grupo etario de 20 a 39 años, un 25% de las defunciones son atribuibles al consumo de alcohol.

Fuente


¿Cuánto alcohol ingerimos por semana?

Es una pregunta que no solemos hacernos cuándo tenemos una agenda cargada de eventos que ameritan festejar con alguna que otra copa de vino, cerveza o cualquier bebida alcohólica que nos guste. O tal vez disfrutar de nuestra bebida favorita al terminar nuestro día.

¿Conocemos los efectos del alcohol en nuestro cuerpo?

Conocemos muchos mitos sobre el alcohol como que al ingerirlo nos estimula, a medida que nos ponemos grandes toleramos menos el alcohol y las resacas son peores, las mujeres tienen peores resacas que los varones, o que la cerveza es la bebida ideal para embriagarnos rápidamente.

Veamos algunas de las últimas investigaciones sobre el alcohol y cómo afecta nuestra mente y cuerpo.

El Reino Unido, estableció límites recomendados para la ingesta de alcohol para hombres y mujeres por igual, que es de 140ml de alcohol puro (aproximadamente 3 litros de cerveza) por semana. Este nuevo límite se lanzó a raíz de los altos índices de consumo de alcohol que está enfrentando la población, en los cuales genera problemas de violencia, asaltos, personas que se lastimaron por andar embriagadas, enfrentamientos con la ley, destrucción de materiales y un sin fin de conflictos más.

Se calcula que actualmente más de 13 millones de británicos siguen consumiendo alcohol por encima de estos límites sugeridos semanalmente.

Por qué el límite es de 140 ml por semana?

Según el servicio nacional de salud, sobrepasar el nivel recomendado, nos pone en riesgo de desarrollar afecciones relacionadas con el hígado, ya que los daños que puede provocar son múltiples y afecta proporcionalmente la cantidad de alcohol que se consume. Además hay altas probabilidades de desarrollar algún tipo de cáncer.

¿Cómo procesa el cuerpo el alcohol?

  • Cuando ingerimos vía oral, pasa por el tubo digestivo hasta el estómago, la mucosa del estómago absorbe aproximadamente el 20% y el 80% restante pasa al intestino. El hígado se encarga de metabolizar el alcohol, es decir de convertirlo en una sustancia para que éste no dañe el cuerpo.
  • Cuando se consume en gran cantidad, el alcohol llega al cerebro produciendo visiones borrosa, inestabilidad, lentitud de reflejos y desinhibición social. La acción deshidratante es la responsable de la resaca que aparece horas después.
  • Con el tiempo, se producen depósitos de grasa en las células hepáticas, lo que da lugar a la inflamación y muerte de estas células (hepatitis). Al intentar reparar los daños, el hígado crea cicatrices (cirrosis) que pueden acabar en cáncer de hígado.
  • Como si fuera poco, genera problemas en los riñones, en la presión arterial, y puede crear trastornos psicológicos con el tiempo y la dependencia.

Si bien la genética, la dieta y el peso son factores importantes en nuestra vida, la ingesta inconsciente y desenfrenada de alcohol, es nociva para nuestra salud física y mental.

Seguramente al leer esto, pensarás en que es muy difícil que caigas en el error de tomar alcohol desenfrenadamente, o que nunca vamos a andar por ahí tirados borrachos, al nivel de consumo que creemos tomar. Sin embargo, además de concientizar al que consume sin control, nos interesa que honestamente verifiques la cantidad de alcohol que tomas y llegues a tus propias conclusiones.

Estudios y pruebas que realizaron algunos científicos en bares reconocidos de Inglaterra, demostraron que apenas con unas copas de más, los sentidos empezaron a ser afectados. Sometidos a algunos juegos, tomaron decisiones erróneas en ciertas tareas que realizaban, y se encontraron con que sus capacidades no estaban cómo creían estar, para algo tan simple como apretar un botón cuando sonara una alarma únicamente.

Las pruebas demostraron que aunque algunos se pueden volver a su casa caminando sin problemas, terminan olvidando sus llaves, o no pueden realizar dos cosas a la vez. Uno de los efectos del alcohol, es que limita la cantidad de energía al cerebro, limitando también los recursos disponibles.

Otro indicio preocupante con alcohol en nuestro organismo, es la tolerancia al dolor.

El alcohol insensibiliza el dolor, además que solemos sentirnos más calientes debido a que incrementa el flujo de sangre en la piel, cuando en realidad el cuerpo pierde más calor de lo normal.

Así que la próxima vez que creas que después de unas copas, el frío se va… lamentablemente en tu cuerpo está pasando justo lo contrario.

¿Cómo controlar la cantidad de alcohol que bebemos?

Lo mejor manera de controlar la cantidad de ml de alcohol puro que tomamos en cada bebida es mirando la graduación que aparece en las etiquetas en porcentaje o en mililitros.

Por ejemplo:

  • Un trago de Whisky contiene 10ml de alcohol puro.
  • Una copa grande de vino, contiene 30ml de alcohol puro.
  • Una copa de cerveza, contiene 20ml de alcohol puro. (dependiendo de la variedad)

Lo mejor es que si vamos a consumir los 140ml de alcohol a la semana, lo hagamos con tres o más días de diferencia, y no todo junto.

Lo que NO dicen las etiquetas…

¿Pensaste en la cantidad de calorías que tienen las bebidas alcohólicas?

Seguramente éste no sea un dato muy atractivo para poner en una etiqueta. Ya que las cifras que contienen aterraría a más de uno.

  • Un trago de Whisky contiene 59 calorías.
  • Una copa de vino contiene 180 calorías.
  • Un vaso de cerveza unas 215 calorías.

 

Pero si lo que te preocupa son las calorías del alcohol, unos experimentos de una psicóloga (Dra. Sam Caton, Universidad de Sheffield) demostraron que tomar alcohol lleva a comer más. Las calorías del alcohol, son llamadas “calorías vacías”, por que a diferencia de las de la comida, no nos sacian. De hecho pueden provocar el efecto contrario, darnos más hambre. Si bien estos estudios siguen desarrollándose, todo indica que tomar alcohol antes de las comidas, seguramente resultará en mayor apetito y puede que ni lo notemos.

En conclusión… ¿Es bueno para la salud el alcohol?

Definitivamente no lo es. Algunas bebidas como el vino (y no todo los tipos de vinos) tienen algunos componentes que benefician al cuerpo. Lo cierto es que estos mismos componentes los encontramos en otros alimentos de fácil acceso e ingesta diaria. Esto no convierte al vino como algo exclusivamente beneficioso a nuestro organismo.

Si bien las bebidas alcohólicas están presentes en nuestra cultura, podemos con conciencia y reflexión hacer un buen uso y no abuso de tales sustancias, permitiéndonos mantener una buena salud junto a nuestra alimentación y ejercicio físico.