¿Cómo funciona la atención?

¿Cómo funciona la atención?

octubre 3, 2018 0 Por Matias

¿Estás atento?

La vida que llevamos actualmente es frenética, y esta bombardeada por diversos estímulos que provienen de muchos ambientes. El celular, la música que escuchamos mientras vemos la pantalla, ruidos de la calle, gente caminando e interactuando, el viento frio o caliente que sentimos… todo esto son estímulos que están presentes, y a veces, al mismo tiempo.

Pero, alguna vez te preguntaste, ¿como recibe nuestro cerebro humano toda esa información?

 

Un cerebro maravillosamente activo

Millones de neuronas registran las imágenes que en ese momento, a través de tu retina, se transmiten mediante impulsos eléctricos a tu córtex visual. Esto genera cosquillas a muchas neuronas que ponen en funcionamiento una compleja red. La fuerza de la señal que transmite la información tiene que ver con la atención.

Pongamos un ejemplo. Digamos que quedaste con tu amig@ a determinada hora en un café. Saliste con tu vehículo y el trafico te demoró unos 15 minutos. La persona con la que te vas a encontrar, te envía una mensaje diciendo que ya está en el café, y te espera allí, en una mesa.

Cuando entramos al café, nuestro cerebro hace maravillas. Escanea entre todas las personas y entre la multitud de caras, reconoce rápidamente a tu amig@. En ese momento las neuronas están compitiendo, la señal eléctrica asociada al objeto (amig@) es más fuerte que la asociada a otros objetos (personas en el café).

Lo que sucede cuando prestamos atención, es que disminuye la actividad de todas las neuronas (gente en el café) salvo aquellas involucradas en focalizar con la atención puesta en el objetivo (encontrar a mi amig@)

 

Neuroplasticidad

 

Qué genera la atención?

La atención enciende y aumenta la actividad de ciertos circuitos neuronales. Físicamente es capaz de alterar la actividad del cerebro. Además es indispensable para la neuroplasticidad de nuestro cerebro, es decir, el cambio.

Pongamos otro ejemplo: cuando fuimos a la escuela, seguramente teníamos una materia que no era de nuestro agrado. Al asistir, y no prestar atención, porque no nos gustaba la materia, significa que la experiencia junto a la atención produce cambios físicos en el cerebro. Si queremos aprender o cambiar algo, es fundamental prestar atención, y si nos gusta lo que estamos viendo, el cambio o aprendizaje es más efectivo.

 

Qué relación hay entre la atención y nuestra vida?

Bueno, literalmente podemos afirmar que constantemente estamos esculpiendo nuestro cerebro momento a momento, según a que decidimos prestar atención.


“Somos eso a lo que prestamos atención” (Estanislao Bachrach)


Una reflexión muy buena es, ¿qué será de nuestra vida presente y futura, si decidimos prestar atención sólo a las cosas malas que suceden, o focalizarnos en lo negativo, lo que nos genere dolor, miedo o venganza?

Indudablemente no podemos pretender mejorar nuestras relaciones personales, el amor propio y a los demás, si nos alimentamos constantemente de personas o fuentes tóxicas para nuestro cerebro. Y mucho menos generar cambios que aporten valor a nuestras vidas.

Ahora la duda surge, cuando vemos que en el mundo hay mucho dolor, miedo y noticias negativas… como puedo utilizar mi atención al respecto?

 

cerebro

 

Tu atención se entrena

Comprobemos esto ahora mismo. Si te digo que mientras lees este artículo, pongas música de fondo, el cerebro genera una pequeña respuesta neuronal a esos sonidos, ya que tu atención está puesta en lo que lees. Ahora si apagas la pantalla y te centras en la música, entonces detectamos más sonidos y frecuencias, más señal en nuestro córtex auditivo. Esto es porque la atención puede funcionar como una ventana que al abrirse, deja pasar más información neuronal. Es decir, nuestra atención se entrena. La habilidad de prestar atención selectiva ignorando las distracciones se desarrolla desde la niñez. Pero esta habilidad de cambiar nuestra atención de manera rápida y eficiente de una cosa a otra, se va perdiendo con la edad.

Cuando somos jóvenes, creemos que podemos hacer 20 cosas a la vez, pero en realidad, nuestra atención va saltando de una tarea a otra, haciendo un gran esfuerzo que provoca no solo cansancio sino errores de ejecución.

Lo que comúnmente llamamos “Multitasking” la ciencia lo conoce como “interferencia de la tarea dual”. Es como prender y apagar la luz de tu habitación miles de veces. Creemos que estamos en varias cosas al mismo tiempo, cuando en realidad el cerebro agarra una sola cosa a la vez, lo deja, agarra otra, lo deja, otra, lo deja… y así hasta que quedamos exhaustos antes de que termine nuestro día.

Lo mejor para una tarea que requieran mucha atención es, EMPEZAR y TERMINAR, sin distracciones de otras cosas. Esto sé que es difícil con el celular al lado, o la computadora avisándote constantemente que tenes una notificación. Pero recordemos!!!… la atención se entrena!.

 


 

Resumiendo:

  • En el mundo en vivimos, y de la forma en que nos manejamos, nuestro cerebro nos agradecerá mucho ser un poco más conscientes de nuestro nivel de atención.
  • Sabemos, químicamente cómo se transforma para darnos el mejor rendimiento en cualquier tarea que estemos decididos a enfrentar en nuestro día a día. Y lo hace muy bien!!
  • Nuestra atención selectiva, nos permite nutrir nuestros cerebros de información que junto a nuestras experiencias, podemos generar poderosos cambios.
  • Entendemos gracias a la ciencia, que una mejor administración de nuestras tareas, nos trae beneficios al conseguir mejores resultados y más energía en el día.

 

Bienestar

Espero que estos tips te ayuden a conocer mejor tu cerebro y a usarlo de una manera mas eficiente.

 

Valora este artículo

[ratings]